Publicado en decoración

Mini guía de cómo decorar con láminas

Si eres un loco o loca de la decoración como yo, supongo  que siempre tendrás ganas de cambiarlo todo, los cojines, la funda del edredón, la colcha de verano, los elementos decorativos de las paredes.  Decorar las paredes de casa, te puede llevar prácticamente toda la vida, porque cuando acabas con la última, ya tienes ganas de cambiar la primera.  Los cuadros son una buena opción, pero en mi opinión, presentan ciertas desventajas importantes. Por un lado, de almacenamiento  (si quieres guardarlos para utilizarlos más adelante) y por otro, económico, ya que por muy baratos que los encontremos, siempre será una pequeña fortuna si te da por renovarlos cada temporada. Por eso, me parece que decorar con LÁMINAS DECORATIVAS es una opción muy válida, ya que constituyen una opción económica, divertida y, además, es tendencia.  Para decorar con láminas tenemos la opción casera, que es de la que soy fan, y la opción más comercial. La opción casera sólo requiere de un poco de tiempo, conexión a Internet, una buena impresora y folios de calidad superior (de 100 g en adelante). Hay infinidad de opciones para descargar láminas que te puedan gustar y que queden estupendamente en esa pared tan sosa de la cocina, el salón o, incluso, el cuarto de baño.  Puedes elegir tanto ilustraciones como frases divertidas, y combinaciones de ambas. Navegando por Google puedes descargar muchas ilustraciones para convertirlas en láminas de forma gratuita, pero muchas  veces no tienen la calidad suficiente para que queden bonitas cuando las imprimes. En ese sentido, Pinterest ofrece también una gran variedad de ilustraciones y láminas, que suelen tener mejor calidad, aunque te recomiendo comprobarlas antes de descargarlas.  Una vez elegidas aquellas ilustraciones o láminas que te gusten, también tienes la opción de “customizarlas” a tu gusto. Eso es lo que yo hice con la lámina del bote de fresas que muestro en la foto. Imprimí la ilustración, recorté el bote, puse un fondo a rayas para conseguir contraste y le añadí un toque con unas tiras de encaje azul. Lo plastifiqué todo para facilitar su limpieza. Utilicé como soporte un portafolios al que previamente le di una mano de pintura efecto tiza color crema. La otra lámina, no la modifiqué, sólo la imprimí, la plastifiqué y le añadí como base un paspartú color petróleo. Para fijar la lámina usé unas pinzas pequeñas plateadas que puedes conseguir en cualquier papelería o “tienda de los chinos”. Las hay de múltiples colores y tamaños, y puedes jugar a combinarlas con la lámina elegida.  Como ya habrás adivinado, por el tema de las ilustraciones, las he colocado en una de las paredes de la cocina.

Laminas

Para asegurar una alta calidad, tienes la opción de comprar láminas o ilustraciones en las numerosas webs de diferentes diseñadores o tiendas especializadas de decoración. A mi me encanta, por ejemplo Charuca Shop, ya que tiene unos imprimibles muy bonitos y divertidos. Con un toque un tanto más clásico, encontramos, Honey Tree Prints o Les Temps Modernes. En cuanto a tiendas especalizadas, a mi me encanta Inuk Home y, como no, la siempre socorrida Ikea.

Para inspirarse y coger ideas, hay miles de blog y webs donde puedes encontrar espacios decorados con láminas. En algunos encontramos muy buenos consejos, como por ejemplo, Aires de Decoración, que nos indica múltiples combinaciones que podemos utilizar y nos aconseja que antes de poner las láminas en cuestión, podemos hacer un ensayo pegando papel kraft simulando nuestra idea y ver cómo queda.

composicic3b3n-cuadros
Propuesta de diseño. Encontrada en Aires de Decoración

Las láminas se pueden utilizar directamente pegadas en la pared con unos washi tapes elegidos para la ocasión (yo todavía no he comprado ninguno en la red, pero pongo unos ejemplos que tienen muy buena pinta), en un portafolio (como hice yo) o en un marco. Con esta última opción podemos explotar, además, la opción de colocarlas sobre una pequeña repisa. Si bien la tendencia es que la combinación sea de blancos y negros, a mí personalmente gustan más los colores que me permiten más libertad de combinación como son la gama de grises o el blanco roto para la repisa; y los colores suaves para los marcos. Si me arriesgo a añadir un color fuerte, como por ejemplo, el rojo, lo haría con un marco de pequeño tamaño y con una lámina muy sencilla. También puedes jugar con la textura de los marcos, poniendo desde sencillos hasta muy elaborados.

Dailylike masking tape bird
Washi tape encontrado en Washitape.es
Washi tape - Set Diente de león
Whasi tape encontrado en Little Hannah shop

Lo más importante es que consigas aquella combinación que más te guste y aporte armonía a ese rinconcito.

decoración-de-pared-18
Encontrado en Always White
salon-decora-5
Encontrado en Adornos digital

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te ha gustado este post, no olvides dejar un comentario. También puedes seguirme en Instagram. ¡Hasta pronto!

Anuncios

Autor:

Siento debilidad por aquellas cosas en la vida que me inspiran: moda, decoración, cine, naturaleza... I feel weakness for things that inspire me...

4 comentarios sobre “Mini guía de cómo decorar con láminas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s